jueves, 24 de noviembre de 2016

Relajación progresiva

Tumbados nos concentramos en los diferentes grupos musculares. Siguiendo el orden propuesto vamos a practicar una relajación progresiva para lograr un relax completo.

Empezamos por la cara: Subimos las cejas tres veces, arrugamos la nariz y cerramos los ojos. Apretamos los labios y los relajamos.

Relajación progresiva

Seguimos encogiendo los hombros, notamos como se tensan y los relajamos. Así 3 veces.

Para el pecho llenamos al máximo de aire los pulmones, luego lo soltamos lentamente por la boca.

Apretamos el abdomen hacia dentro y lo relajamos. Lo repetimos 3 veces.

Las manos son importantes. Con los puños apretados, los llevamos hacia el hombro y luego los soltamos. Ahora descansamos.

Tensamos los muslos hasta que consigamos levantarlos un poco del suelo. Repetimos la acción 3 veces.

Y llegamos a los pies, intentamos llevar los dedos hacia la cabeza. Luego relajamos.


Ayúdanos a compartir esta entrada:
| Más

miércoles, 13 de abril de 2016

Sándwich de verduras

En pocos minutos podemos hacer un sándwich fácil, rico y nutritivo que, además, nos ayudará a mantener la línea, ya que tiene solo 313 calorías.

En este caso vamos a utilizar 4 panes de pita integrales, 2 berenjenas, 2 calabacines, 3 tomates pelados, un pimiento rojo, 200 g. de tofu, 2 dientes de ajo picados, 2 cebollas, aceitunas negras sin hueso (al gusto pero sin pasarse con la cantidad, la aceituna negra deshuesada es un vicio...), 3 cucharadas de aceite, una cucharada de aceite, una cucharada de perejil picado, una cucharada de orégano, sal y pimienta blanca molida.

Pan de pita con verduras

Para prepararlo ponemos al fuego una sartén con un fondo de aceite y rehogamos las cebollas peladas y picadas finas. Añadimos el resto de las verduras peladas y cortadas a tacos, junto con los ajos pelados y picados el perejil y el orégano.

Las salpimentamos y las dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos. Le añadimos las aceitunas y removemos dos minutos más antes de retirar del fuego. Calentamos el tofu a la plancha unos segundos.

A parte horneamos los panes de pita y los abrimos cómo si fueran una bolsa para rellenarlos con lo que hemos preparado. Le añadimos por encima el tofu troceado y los servimos enseguida.

Esta receta, con sus posibles variaciones, es aconsejable para combatir el estreñimiento y la diabetes.


Ayúdanos a compartir esta entrada:
| Más

lunes, 21 de marzo de 2016

Trombosis

Siempre que hablamos de trombosis pensamos en la venosa, aunque también existe la trombosis arterial.

Llamamos trombosis a la obstrucción de un vaso sanguíneo por un coagulo de sangre. Esta situación se produce en casos de rotura de huesos y también después de una intervención quirúrgica, donde los factores de riesgo que hacen que se formen coágulos de sangre son mayores.


La obstrucción también puede producirse como consecuencia de un trastorno circulatorio crónico, por ejemplo, debido a las alteraciones vasculares causadas por la arterioesclerosis.

La trombosis venosa es la forma más extrema de las alteraciones en las venas del sistema circulatorio. Tanto las varices como la flebitis son con frecuencia avisos de la trombosis.

En una trombosis, la vena más afectada es la safena mayor. Las safenas son dos grandes venas que corren a través de la pierna cerca de la superficie de la piel, por encima del tejido muscular. Su función principal es llevar sangre de regreso al corazón.

Distinguimos dos venas de este tipo: la safena mayor, también llamada safena interna, que se dirige hacia la vena femoral, y la vena safena menor, también conocida como vena safena exterior.



Ayúdanos a compartir esta entrada:
| Más

domingo, 21 de febrero de 2016

La Belladona

La raíz de la belladona es muy venenosa. Gruesa, cilíndrica, carnosa y de color gris. Es una planta vivaz de la familia de las solanáceas. Según su edad puede alcanzar el tamaño de un puño.

La cepa es corta y rolliza, de la que arrancan varios vástagos de 60 a 100 cm. de altura. El tallo cilíndrico, con bastantes ramificaciones, especialmente en el extremo superior cubierto de un bello corto, denso y muy fino.


Las hojas no tienen pelos, son grandes, anchas, ovaladas y están unidas al tallo mediante un rabo (pecioladas). Su sabor es amargo. Las hojas de la belladona tienen un olor desagradable y narcótico, principalmente cuando se las frota. Son altamente tóxicas, igual que la raíz. Las bayas son más tóxicas que las hojas y su sabor dulzón ha sido la causa de muerte de muchas personas.

Las flores son solitarias, de unos 25 mm de largas por 14 de anchas, con los nervios muy marcados, de color violáceo pardusco exteriormente y amarillo sucio en su interior.

El fruto es una baya negra con el tamaño de una cereza, con zumo color violeta extremadamente dulce muy, muy venenoso. El dulzor extremado ha sido la muerte de muchas personas.

Coloniza los suelos viejos y calcáreos. Hayedos, robledales y bosques de hoja ancha donde al cortarse los árboles se ha removido la tierra.

Se cultiva para satisfacer las demandas de la industria farmacéutica. La belladona se reproduce por semillas o mediante esquejes de tallo o de cepa. Se siembra a finales de agosto, principios de septiembre para que cuando llegue el invierno las plantas tengan un pequeño crecimiento y puedan afrontar los rigores del clima. También se plantan en primavera (en las regiones más cálidas) y la planta florece el mismo año.

Las hojas cortadas se secan en secadero bien ventiladas los días de sol y aire seco. Las mejores hojas son las de plantas de tres a cinco años porque después de envejecer pierden gran parte de la concentración de alcaloides. Para obtener un kilo de hoja seca necesitamos siete kilos de hojas en planta.


Esta planta recibe el nombre de Belladona, del italiano Bella dona que significa mujer bella. Antiguamente las damas italianas utilizaban la infusión de sus hojas para blanquear su rostro y el zumo de sus frutos para dar brillo a sus ojos y dilatar las pupilas por efecto de la atropina, convirtiendo su mirada en lánguida y sensual. Sin embargo otros autores creen que la palabra belladona deriva de bellonaria, nombre que se daba antiguamente a esta planta para envenenar la punta de las flechas.

Pero el verdadero valor fascinante y misterioso de la belladona es que formó parte de la composición del ungüento mágico de las brujas, pero esto se merece un artículo por sí solo.


Ayúdanos a compartir esta entrada:
| Más